domingo, 2 de diciembre de 2012

Túneles de América III

El emperador del universo. Nos vamos a Tierra con esplendor el antiguo pueblo desplazado. Tal afirmación guarda relación con el legado que encierran los pasadizos de Tayu Wari, en la selva del Ecuador. Las láminas de oro de los lacandones. De aquí hacia el Sur, al estado mexicano de Chiapas, junto a la frontera con Guatemala. Allí moran unos indios diferentes, de tez blanca, por cuyos secretos subterráneos ya se había interesado en marzo de 1942 el presidente Roosevelt.

Pues cuentan los lacandones que saben de sus antepasados que en la extensa red de subterráneos que surcan su territorio, se hallan en algún lugar secreto unas láminas de oro, sobre las que alguien dejó escrita la historia de los pueblos antiguos del mundo, amén de describir con precisión lo que sería la Segunda Guerra Mundial, que implicaría a todas las naciones más poderosas de la Tierra.

Este relato llega a oídos de Roosevelt a los pocos meses de sufrir los Estados Unidos el ataque japonés a Pearl Harbor.

Semejantes planchas de oro guardan estrecha relación, igualmente, con las que se esconden en los túneles de Tayu Wari, en el Oriente ecuatoriano. 50 km de túnel. 

El paso siguiente que se da desde Chiapas pisa tierra guatemalteca. En el año 1689 el misionero Francisco Antonio Fuentes y Guzmán no tuvo inconveniente en dejar descrita la maravillosa estructura de los túneles del pueblo de Puchuta, que recorre el interior de la tierra hasta el pueblo de Tecpan, en Guatemala, situado a unos 50 km del inicio de la estructura subterránea.

A México en una hora. A finales de los 40 del siglo pasado apareció un libro titulado Incidentes de un viaje a América Central, Chiapas y el Yucatán, escrito por el abogado norteamericano John Lloyd Stephens, que en misión diplomática visitó Guatemala en compañía de su amigo el artista Frederick Catherwood.

Allí, en Santa Cruz del Quiché, un anciano sacerdote español le narró su visita, años atrás, a una zona situada al otro lado de la sierra y a cuatro días de camino en dirección a la frontera mexicana, que estaba habitada por una tribu de indios que permanecían aún en el estado original en que se hallaban antes de la conquista. 

En conferencia de prensa celebrada en New York después de la publicación del libro, añadió que, recabando más información por la zona, averiguó que dichos indios habrían podido sobrevivir en su estado original gracias a que —siempre que aparecían tropas extrañas— se escondían bajo tierra, en un mundo subterráneo dotado de luz, cuyo secreto les fue legado en tiempos antiguos por los dioses que habitan bajo tierra.


Y aportó su propio testimonio de haber comenzado a desandar un túnel debajo de uno de los edificios de Santa Cruz del Quiché, por el que en opinión de los indios antiguamente se llegaba en una hora a México.

El templo de la Luna. En octubre de 1985 tuve ocasión de acceder a un túnel excavado en el subsuelo de una finca situada en los montes de Costa Rica. Nos internamos en una gran cavidad que daba paso a un túnel artificial que descendía casi en vertical hacia las profundidades de aquel terreno.

Los lugareños —que estaban desde hace años limpiando aquel túnel de la tierra y las piedras que lo taponaban— nos narraron su historia, afirmando que al final del mismo se halla el templo de la Luna, un edificio sagrado, uno de los varios edificios expresamente construidos bajo tierra hace milenios por una raza desconocida, que de acuerdo con sus registros había construido una ciudad subterránea de más de 500 edificios.

La biblioteca secreta. Y ya bastante más al Sur, me interné en 1986 en la intrincada selva que, en el Oriente amazónico ecuatoriano, me llevaría hasta la boca del sistema de túneles conocidos por Los Tayos —Tayu Wari en el idioma de los jíbaros que los custodian—, en los que el etnólogo, aventurero y minero húngaro Janos Moricz había hallado años atrás, y después de buscarla por todo el subcontinente sudamericano, una auténtica biblioteca de planchas de metal.

En ellas, estaba grabada con signos y escritura ideográfica la relación cronológica de la historia de la Humanidad, el origen del hombre sobre la Tierra y los conocimientos científicos de una civilización extinguida.
Las ciudades subterráneas de los dioses. Por los testimonios recogidos, a partir de allí partían dos sendas subterráneas principales: una se dirigía al Este hacia la cuenca amazónica en territorio brasileño, y la otra se dirigía hacia el Sur, para discurrir por el subsuelo peruano hasta el Cuzco, el lago Titicaca en la frontera con Bolivia, y finalmente alcanzar la zona lindante a Arica, en el extremo norte de Chile.

De acuerdo por otra parte con las informaciones recogidas en Brasil por el periodista alemán Karl Brugger, con cuyo asesinato en la década de los 80 desaparecieron los documentos de su investigación, se hallarían en la cuenca alta del Amazonas diversas ciudades ocultas en la espesura, construidas por seres procedentes del espacio exterior en épocas remotas, y que conectarían con un sistema de trece ciudades ocultas en el interior de la cordillera de los Andes.

Los refugios de los incas. Enlazando con estos conocimientos, sabemos desde la época de la conquista que los nativos ocultaron sus enormes riquezas bajo el subsuelo, para evitar el saqueo de las tropas españolas. Todo parece indicar que utilizaron los sistemas de subterráneos ya existentes, construidos por una raza muy anterior a la inca, y a los que algunos de ellos tenían acceso gracias al legado de sus antepasados. Posiblemente, el desierto de Atacama en Chile sea el final del trayecto, en el extremo Sur. 

Estamos hablando pues, al final del trayecto, de la zona que las tradiciones de los indios hopi —allá arriba en Arizona—, señalan como punto de arribada de sus antepasados cuando —ayudados por unos seres que dominaban tanto el secreto del vuelo como el de la construcción de túneles y de instalaciones subterráneas—, se vieron obligados a abandonar las tierras que ocupaban en lo que hoy es el Océano Pacífico. 

Pero la localización de las señales concretas —que existen—, el desciframiento adecuado de sus claves correctoras —que las hay—, así como la decisión de dar el paso comprometido al interior, es —como siempre sucede en todo buscador sincero— una labor tan comprometida como intransferible.

 

Resumen de objetos no identificados que en 24 horas ha captado el satélite Stereo

La Crisis de Refugiados Estadounidenses y Europeos asombra en Rusia



Un impactante reporte emitido hoy por el Servicio Federal de Migración (FMS) está advirtiendo que los servicios locales en Moscú y San Petersburgo ya están “sobrepasados” debido a la creciente cantidad de refugiados Estadounidenses y Europeos Occidentales que están inundando Rusia, una situación, que dicen ellos, empeoró el mes pasado con la reelección del Presidente Obama.
El FMS es el cuerpo ejecutivo federal que implementa la policia estatal en migración y también ejecuta funciones de justicia, funciones para el control, supervisión y provisión de servicios públicos en el campo de la migración en toda Rusia. Bajo la ley Rusa, es importante señalar, todo viajero extranjero debe contar con un patrocinador con base en Rusia, que pudiera ser un hotel, compañía de viajes, familiar, patrón, universidad, etc.
Según ese reporte del FMS, sin embargo, se creó un “agujero” en la ley Rusa en 2009 por el programa de modernización del entonces Presidente Medvedev, llamado “Vamos, Rusia!” para diversificar la economía sobre las industrias con base en alta tecnología e innovación cuando se les permitió a los extranjeros, en esencia, establecer sus propias compañías en Rusia, y luego patrocinarse ellos ismos para obtener la inmigración y a la larga la ciudadanía.
Este “agujero” se extendió el mes pasado, dice el FMS, cuando Rusia dio inicio a sus primeros 100 días como el miembro mas nuevo de la Organización Mundial del Comercio (WTO) que tiene sus propias reglas y procedimientos que gobiernan la migración de los ejecutivos de negocios, trabajadores y banqueros entre paises que tienen la intención de crear “facilidad para la migración” con el fin de fomentar el comercio internacional.
Un ejemplo de ello citado en ese informe del FMS es la gigantesca tecnología de teatro digital 3D RealD con sede en los Estados Unidos, que el pasado mes de septiembre estableció una oficina en Moscú, una acción que fue seguida rápidamente por mas de 20 de sus ejecutivos Estadounidenses y Europeos mejor pagados patrocinándose ellos mismos para obtener la migración Rusa y una eventual ciudadanía.
La razón por la que esos “refugiados económicos” Estadounidenses y Europeos Occidentales inundan el país, continua diciendo ese informe, se debe a que Rusia cuenta con el mejor sistema fiscal del mundo que pone tope a los impuestos individuales al 13%, los impuestos corporativos al 20% y el ingreso de dividendo al 9%.
Comparado con el sistema tributario de los Estados Unidos, que tiene tasas tan altas como el 40%, dice ese informe, El sistema Ruso de impuestos de tasa llana ha creado una Meca para las corporaciones y ejecutivos Estadounidenses y Europeos Occidentales que buscan proteger su enorme riqueza de su propio gobierno que esta a punto de la quiebra.
De especial preocupación para los ejecutivos Estadounidenses, dice el FMS, es la deuda de su gobierno de $ 163 Trillones de Dólares, una asombrosa cantidad que empeoró la semana pasada con sus informes del tercer trimestre que muestran un asombroso colapso de gasto personal, que en un país que basa el 70% de su economía en gasto de consumidor está “mas que catastrófico”.
Todavía peor, y mientras Estados Unidos sigue su caída al abismo económico, nuevos informes están advirtiendo que Obama está preparándose para asumir poderes dictatoriales sobre la economía de sus países mientras que, al mismo tiempo, el Congreso de los Estados Unidos está trabajando en nuevas leyes para extender el poder sus fuerzas militares para detener y encarcelar a los civiles.
La razón por la que se necesitan poderes de estado policía en los Estados Unidos, analistas del FMS en ese informe dicen, es el plan del régimen Obama para apoderarse de 401K e IRA cuentas de retiro de todos los ciudadanos Estadounidenses como se ha hecho con los planes de retiro privados en los últimos 18 meses para los que viven en Hungría, Irlanda y Francia.
Ignorandas por millones de Estadounidenses que tienen trillones de dólares en sus cuentas de retiro 401K e IRA, las provisiones draconianas establecidas en la Ley de Banca de Emergencia de 1933, que le dio al entonces Presidente Franklin Roosevelt “absoluto control” sobre la economía de sus naciones, permitiéndole así, apoderarse de todo el oro propiedad de sus ciudadanos, fueron consagrados en la constitución, subsiguientemente en la Ley de Banca de 1933 que creo la Corporación Federal de Seguro de Depósito (FDIC) y sigue siendo la “ley de la tierra” en los Estados Unidos hasta este mismo día.
El uso de su poder por parte de Obama para tomar las cuentas bancarias de cualquier ciudadano Estadounidense que el escoja, continua ese informe, fue ejercido el 9 de octubre cuando firmó una Orden Ejecutiva dándole a su régimen el poder de hacerlo así bajo lo que el llamó su derecho pues los Estados Unidos se encuentran aun en estado de “emergencia nacional”.
Un escalofriante potencial escenario descrito en el informe del FMS, refiriéndose a como el régimen de Obama comenzaría a apoderarse por si mismo de todas las cuentas privadas de retiro pertenecientes a los Estadounidenses, cita la planeada expiración del 1º de enero de 2013 de la protección del seguro al 100% del FDIC de todas las cuentas bancarias de los ciudadanos Estadounidenses que muchos expertos creen causará una estampida masiva sobre los bancos Estadounidenses cuando la gente empiece a temer perder todo su dinero.
Con el valor neto del medio de los Estadounidenses cayendo a niveles tan bajos como hace 43 años, reportado la semana pasada combinado con la tasa mas baja en nacimientos en los Estados Unidos desde 1920, cuando comenzaron a llevarse esos registros, los analistas del FMS indican en ese informe que “no es de sorprender” que los refugiados Estadounidenses y Europeos hayan causado que Moscu se convierta en la tercera ciudad de mayor expansión en todo el mundo.
Y mientras dos tercios de los millonarios de su país, se informa, abandonaron Gran Bretaña para evitar una pasmosa tasa de impuesto del 50%, y una inundación de empresarios Franceses en pánico están huyendo de la salvaje tasa del 75% de su país, y se informa que los Estadounidenses acaudalados están renunciando a su ciudadanía en números récord, ese informe del FMS advierte que Rusia debe comenzar a preparar su infraestructura para albergar a lo que se está convirtiendo en el alza mas alta sin precedentes de refugiados que cruzan las fronteras de la Madre Patria en los tiempos modernos.

**************
Artículo Original en Ingles en Whatdoesitmean.com
Fuente:  http://sorchafaal-en-espanol.blogspot.com.es/2012/12/crisis-de-refugiados-estadounidenses-y.html

La polémica directiva 20: La directiva secreta sobre el despliegue cibernético militar de USA saldrá a la luz por obra de una abogada, Ginger McCall, portavoz de EPIC.


Los abogados de ‘Electronic Privacy Information Center’ (Centro de Información sobre la Privacidad Electrónica, o EPIC por sus siglas en inglés) demandan que el Gobierno revele el texto de la nueva norma, completamente desconocida antes de que fuera mencionada en la prensa esta semana. Los abogados de EPIC temen que la norma les deje las manos libres a la Agencia de Seguridad Nacional y al Pentágono para encargar a los militares proteger la infraestructura cibernética y rutas clave de comunicación en el país. “No conocemos lo que está en esta norma y creemos que el pueblo estadounidense tiene el derecho de estar al tanto”, dijo Ginger McCall, una abogada de EPIC.

La nueva norma se dio a conocer luego de aparecer información al respecto en ‘The Washington Post’, que cita a fuentes cercanas a la Casa Blanca, diciendo que la Directiva Presidencial 20 introduce las nuevas reglas sobre “cuándo y cómo los militares pueden actuar fuera de las redes gubernamentales para prevenir un ataque cibernético que pueda causar significativa destrucción o pérdidas”. Según EPIC, la Directiva 20 “puede violar la ley federal que prohíbe el despliegue militar dentro de EE.UU. sin la aprobación del Congreso”. La solicitud se ampara en la Ley por la Libertad de Información (The Freedom of Information Act), que otorga el poder parcial de acceder a registros federales.
En palabras textuales de Ginger McCall:
“No conocemos lo que está en esta norma, y creemos que el pueblo estadounidense debe estar al tanto”.
Lo que realmente cuestiona Ginger McCall, no es el hecho que la directiva 20 pretende regular, que puede ser legítimo, sino el oscurantismo que la rodea. De hecho, la idea es dar a conocer al pueblo el contenido de su regulación, sus límites, garantías y ámbito de extensión.

En palabras de la portavoz de EPIC, lo que no se justifica es el oscurantismo que es incompatible con lo dispuesto en la (Freedom of Information Act.).

¿Pero qué es la FOIA (Ley de Libertad de Información). ?

Muchas personas desconocen que en USA existe un régimen de garantías constitucionales, que representa la protección de la discreccionalidad y la arbitrariedad de las decisiones gubernamentales.

Tal es la denominada FOIA, cuya defensa es competencia del propio Departamento de Justicia de USA.


Tal y como puede leerse textualmente en la web informativa de la FOIA:
Promulgada en 1966, y con vigencia desde el 5 de julio de 1967, la Ley de Libertad de Información [Freedom of Information Act (FOIA)] dispone que cualquier persona tiene el derecho, con fuerza ejecutoria judicial, de obtener acceso a registros de dependencias federales, excepto en la medida en que dichos registros (o partes de ellos) estén protegidos contra la divulgación pública por una de nueve exenciones o por una de tres exclusiones especiales de registros de las fuerzas del orden público. Se puede realizar una solicitud de la FOIA para cualquier registro de una dependencia. Antes de enviar una solicitud a una dependencia federal, usted debe determinar en qué dependencia es probable que se encuentren los registros que está buscando. El portal en Internet de cada dependencia contiene información sobre el tipo de registro que la dependencia mantiene.
 La FOIA es una ley que le brinda el derecho a acceder a información del gobierno federal. Se la suele describir como la ley que mantiene a los ciudadanos informados sobre su gobierno. Bajo la FOIA, las dependencias deben divulgar cualquier información solicitada – salvo que dicha información esté protegida contra la divulgación pública. La FOIA también exige que las agencias divulguen automáticamente ciertas informaciones, incluidos los registros solicitados con frecuencia. Como reconocieron el Congreso, el Presidente y la Corte Suprema, la FOIA es una parte vital de nuestra democracia.
Como ven la dificultad de ejercicio del Derecho, depende de la identificación del Departamento y del hecho que ciertas directivas o resoluciones estén protegidas contra la divulgación pública. La cuestión de la protección contra la divulgación pública es bastante controvertida en USA, y depende de lo que los Jueces y el propio Departamento de Justicia determine.

Lo cierto es que en USA, la judicatura (en general) está bastante separada del resto de los poderes, lo que garantiza en gran medida un cierto límite a las posibles actuaciones discreccionales de la Administración Pública. En ese sentido, todo es defendible y cuestionable pero existen límites objetivos la consideración de “materias reservadas” y por tanto, no puede justificarse la “materia reservada”en cuestiones que afectan a la convivencia ciudadana ordinaria o que afectan a los Derechos Fundamentales y Libertades Públicas, salvo que existan situaciones de Extrema Emergencia que afecten a las cuestiones de Orden Público o Seguridad Nacional.

Como verán, el marco de actuación de la cuestión McCall, hace referencia a la transparencia de las cuestiones que han motivado la promulgación de la polémica Directiva 20 y no tanto a las cuestiones de “fondo”. Este punto es muy relevante, ya que por cuestiones de forma, en USA, pueden llegar a quebrar las cuestiones de Fondo. Los formalismos son extremadamente importantes allí, así que una vulneración de los Formalismos de la FOIA, podría llevar inexorablemente a que tuviera que liberarse el contenido íntegro de la Directiva 20, por entenderse que afecta a cuestiones que podrían vulnerar la Libertad de Expresión e incluso la propia Soberanía Nacional.

Por poner un ejemplo inteligible, determinadas cuestiones de seguridad, no pueden vulnerar la Constitución americana para proteger intereses que exceden de forma desmesuradamente desproporcional la protección de los Derechos que la Propia Constitución USA garantiza.

En este sentido, el margen de maniobra de los juristas americanos es bastante amplio, ya que se entiende que la jurisdicción representa también a los intereses del pueblo, y por tanto es considerada “civil servant” o “servidores civiles”. A tal fin se orienta el marco de protección de la FOIA, que se activa pocas veces, pero cuando se activa la protección, las consecuencias suelen ser inexorables si los Jueces determinan que una disposición y/o acto, reglamento o Directiva debe hacerse pública.

Tal es el caso previsto en la FOIA, ya que tal y como se menciona en la propia web del Departamento de Justicia:
Cualquier persona tiene el derecho, con fuerza ejecutoria judicial, de obtener acceso a registros de dependencias federales, excepto en la medida en que dichos registros (o partes de ellos) estén protegidos contra la divulgación pública por una de nueve exenciones o por una de tres exclusiones especiales de registros de las fuerzas del orden público.
Dicho de otra forma, cualquier ciudadano USA, tiene el derecho de pedir con fuerza ejecutiva judicial (fuerza ejecutoria, es decir capacidad de ejecución) la obtención del acceso a registros públicos excepto cuando exista una protección especial contra la divulgación.

La guerra planteada por McCall está precisamente en discernir si esa “protección especial” está justificada por el mero hecho de que una medida “preventiva” contra el terrorismo, algo que “a priori” podría ser legítimo si las circunstancias de Seguridad Nacional lo justifican, pueda con carácter general vulnerar de forma “preventiva” la garantía de los Derechos Fundamentales, tales como la Libertad de Expresión, La Intimidad y la Dignidad. Por tanto, para que algo así pueda considerarse “Seguridad Nacional”, requeriría la declaración de un Estado de excepción, o una situación análoga a una Guerra, algo que no ha sido declarado, al menos oficialmente, lo que haría que la FOIA fuera de aplicación inmediata para el caso de la Directiva 20 tal y como señala McCall.

Es decir, si no hay declaración de emergencia o alarma no se justifica una norma (la Directiva 20) que autorice total o parcialmente y en secreto a los militares a Intervenir de forma cibernética. Por tanto no se cuestiona la Intervención en caso necesario, sino el secreto de dicha Intervención, ya que dicho secreto vulnera la FOIA y el Estado de Derecho. La consecuencia de aceptar el secreto de la Directiva 20, sería en la práctica la Derogación Implícita de los Derechos reconocidos por la Constitución USA.

Es esa y no otra la línea de actuación que sostiene (la abogada Ginger McCall) EPIC.

De ahí que realmente lo que se pide sea: Conocer la Norma: Es decir, que no sea secreto su contenido.
Recordemos que en un Estado Democrático y de Derecho, toda norma de Derecho, debe ser conocida y promulgada, y publicada en algún tipo de Boletín Oficial. En el caso USA, la FOIA garantiza este requisito.

StarViewerTeam International 2012.
Posted by
 http://dimensiongalactica.blogspot.com.es/#!/2012/11/la-polemica-directiva-20-la-directiva.html

Las 7 hermanas, el Club Bilderberg y el Comité de los 300. Parte I


El G300:
Los Dueños del Mundo son los creadores del Tratado de Kyoto
El más gigantesco saqueo de recursos naturales en la historia de la humanidad
Por Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC
Fundación Argentina de Ecología Científica

Este trabajo es una recopilación de datos que son de dominio público, aunque su difusión es muy limitada. Se han extractado grandes partes de libros y artículos publicados a lo largo de los años, cuyas referencias se dan al pie de cada capítulo. 

Sin embargo, la obra básica sobre el tema, en lengua Española, es el libro de Santiago Roque Alonso, “Cómo Funciona Realmente el Mundo”, publicado en Argentina por la Editorial Segunda Independencia ©, en junio de 2000. Aconsejo y aliento a los lectores a adquirir esta obra extraordinaria en librerías, o pedir informes a editorialsi@patriaargentina.org, o a editorialsi@uolsinectis.com.ar.

Primera Parte:
-Introducción
-Ordenando las piezas
-Las Siete Hermanas
-Complots y conspiraciones
-Guerras y Dinero-Mandrake
-Dinastías de Banqueros

Introducción
Como se demostrará en el informe, el Grupo de los 300, o G300 (así llamado por mí a falta de un nombre oficial más apropiado), es un grupo compuesto por alrededor de 300 a 400 personas que se conocen entre ellas personalmente, y determinan mediante su enorme poder económico y financiero, sus influencias políticas a través de funcionarios/empleados y agentes ubicados en posiciones clave, de los más importantes gobiernos del mundo, cuáles serán las políticas económicas, financieras y sociales que se implementarán cada año en el mundo.

Su poder alcanza a infiltrar todos los servicios secretos y agencias de seguridad del planeta, y los gobiernos o personajes que resultan molestos o inconvenientes a sus planes son eliminados de la manera más eficiente. Este grupo es el responsable del uso del movimiento ecologista como herramienta geopolítica para consolidar el nuevo status colonial al que han sometido a los países menos desarrollados. Su esquema básico de operaciones es la conformación de un cártel de bancos, entre los que se incluyen a diversos bancos Centrales del mundo. No hay poder económico o financiero que se les pueda oponer. Este grupo tiene la facultad de “crear dinero de la nada” (o el llamado dinero “Mandrake”) y corromper a cualquier persona que sea necesario.

Dado que sus miembros están imbuidos de la eugenésica y racista filosofía maltusiana, el principal enemigo que reconocen es la población en crecimiento en los países del Tercer Mundo. Entre sus acciones más notables para eliminar a este enemigo, se cuentan las campañas y subsiguientes prohibiciones de productos que eran “demasiado útiles a la humanidad” y facilitaban su crecimiento, como el DDT, los CFC, diversas sustancias químicas fundamentales para el desarrollo industrial y la salubridad pública y finalmente el diseño y puesta en práctica del Protocolo de Kyoto tendiente a la reducción de la actividad industrial y comercial mundial.

Ordenando las piezas
Walter Rathenau, Canciller de la República de Weimar, escribió un artículo publicado el 24 de diciembre de 1921 en el Wiener Press, donde realizaba un sorprendente e indiscreto comentario que terminaría costándole la vida seis meses más tarde: “Solamente 300 hombres, cada uno de los cuales conoce personalmente a los otros, gobiernan Europa de facto. Ellos eligen a sus sucesores entre los miembros de su propio entorno. Esos hombres tienen en sus manos el poder para impedir o terminar con cualquier estado de cosas que consideren irracional.” [[1]]

En abril de 1922 Rathenau firmó el Tratado de Rapallo, por el cual Rusia perdonaba a Alemania los pagos de reparación de guerra a cambio de tecnología industrial. Inglaterra protestó airadamente porque el tratado había sido elaborado a sus espaldas y preveía el desarrollo de los campos petrolíferos de Bakú, sin intervención Británica, lo que favorecería enormemente a Alemania y perjudicaría de manera especial al grupo de 300 hombres que Rathenau denunciaba, y que otros analistas conocen como el “Comité de los 300”.

Walter Rathenau fue asesinado misteriosamente en junio de 1922, dos meses después de firmado el tratado con Rusia y seis meses después de haber osado mencionar públicamente la existencia del misterioso grupo. Los asesinos de Rathenau fueron arrestados de inmediato pero, de manera significativa, la policía anunció más tarde que se habían “suicidado”, de modo que los móviles del asesinato y sus instigadores permanecerán para siempre en el misterio. A partir de este suceso se perdió toda posibilidad de recuperación económica para Alemania y se inició de inmediato el declinar del valor del Marco alemán: en diciembre de 1922 el marco cotizaba 7592 por Dólar, y en enero de 1923 Alemania declaró en cesación de pago. Para noviembre de 1923, el Dólar cotizaba a 50 millones de Marcos. El G300 había desencadenado la mayor hiperinflación de la historia.

La semejanza de este asesinato con otros asesinatos políticos famosos es impactante. John Kennedy, Indira Ghandi, Olof Palme, cuyos autores intelectuales permanecen en el anonimato, indica que no es necesario tener una imaginación afiebrada para relacionarlos con un poder oculto en las sombras, al que se puede identificar genéricamente como el G300. Las personas molestas, que hacen declaraciones inoportunas, proponen políticas inconvenientes para el grupo, son peligrosas y deben ser eliminadas. La eliminación de estas personas son “medidas profilácticas” necesarias para la supervivencia de un especial modo de vida de unas pocas personas que se han apoderado virtualmente del mundo.

Las Siete Hermanas
En esa línea de eliminación de personas peligrosas se recuerdan otros casos resonantes como los misteriosos “accidentes” de aviación del presidente de Panamá, General Omar Torrijos, el del presidente de la entonces petrolera estatal Argentina YPF (hoy finalmente en manos privadas europeas), Estenssoro, cuando se negociaban arreglos comerciales que dejaban afuera del negocio a las famosas “Siete Hermanas” del petróleo, el cartel petrolero que hasta hoy maneja los precios y las políticas petroleras del mundo, por más que la OPEC pretenda ignorarlo.

Son estas Siete Hermanas quienes parecen estar ligadas a la muerte “accidental” (en otro avión) de Enrico Mattei, presidente de AGIP italiana, quien había negociado exitosamente un tratado petrolero y gasífero con Irán, demasiado favorable para la recuperación económica de Italia y altamente desfavorable para el cartel de las Siete Hermanas. Su fin era previsible después de negociar con Rusia la provisión de petróleo de la región de Bakú, pagadero con tubos de acero italianos que permitirían a los soviéticos construir el gasoducto hasta Europa Central y amenazar el monopolio de las Siete Hermanas en la región. Para ello se construyó una acería en el norte de Italia, pero en 1962, un mes después de entrar la fábrica en servicio, Enrico Mattei murió en un accidente de aviación sospechoso por demás, cuando planeaba reunirse con John Kennedy para llevar adelante negocios relativos al petróleo de los Estados Unidos –el que las Siete Hermanas consideran de su propiedad exclusiva.

¿Quiénes son las Siete Hermanas? Terminada la Primera Guerra Mundial, las compañías petroleras americanas de Rockefeller y las inglesas forcejeaban para apoderarse del control del negocio del petróleo mundial. En poco tiempo se dieron cuenta de lo poco conveniente que era luchar entre sí y se decidieron a facilitarse las cosas. Enviaron representantes a una reunión que se realizó en Achnacarry, Escocia, para formar un cartel petrolero en beneficio mutuo. En 1928 se llega al secreto “Convenio Achnacarry“que dejaba delimitado el reparto del mercado y las regiones de poder de cada uno de los integrantes del cartel. Las siete principales compañías integrantes del cartel, conocidas como las Siete Hermanas, eran la Esso (Standard Oil de New Jersey), Mobil (Standard Oil de New York), Gulf Oil, Texaco, Chevron (Standard Oil de California), y las dos compañías inglesas Royal Dutch Shell y la Anglo Iranian Oil Co., (más tarde la British Petroleum, o BP).

Pecaríamos de ingenuos si atribuyésemos estos (y otros) accidentes de aviación a la fatalidad o a un pobre mantenimiento mecánico. Tampoco es aventurado pensar que el “Resumen para Hacedores de Políticas”[*] del IPCC está redactado para consumo de los 300 personajes que se han apropiado del mundo. No para orientarles y permitirles tomar decisiones, sino como un mero placer visual al contemplar cómo sus planes van tomando forma, lentamente al principio, y más aceleradamente hacia el final. Después de todo, lo que hace y dice el IPCC no es nada más que seguir las instrucciones sumamente precisas del G300, a través de la muy aceitada cadena de mando que ha establecido a lo largo de los años.

Muchos se preguntarán si en realidad existe este grupo de gente que actúa muy discretamente desde las sombras, con total libertad y sobre todo con absoluta impunidad, o si esta no es más que “otra de las tantas historias” de complots y conspiraciones que pertenecen más al mundo de la ficción literaria de Ian Fleming o John LeCarré que a la vida real. De un rápido repaso de la historia del mundo se puede comprobar de manera fehaciente e incontrovertible que la única manera en que el mundo ha sido conducido hasta hoy ha sido a través de conspiraciones, complots y asociaciones ilícitas de toda clase y calaña, desde pequeñas sectas religiosas a las masónicas más renombradas, desde sociedades teosóficas, filosóficas, eugenésicas, esotéricas, astrológicas, satánicas; grupos filosófico-políticos como los Venecianos, Illuminatti, Hobbistas, Fabianos, etc.

Complots y Conspiraciones
El complot, la conspiración ha sido desde siempre el más eficaz método de acceder al poder y mantenerse en él, enriquecerse y crear más poder todavía para acumular más riquezas, en un círculo vicioso en donde las Revoluciones más famosas apenas si han sido cuartelazos donde sólo han cambiado los funcionarios. La riqueza y el Poder siempre se han mantenido fuera del alcance de las clases menos favorecidas, es decir, la clase media y la proletaria.

Hay quienes creen aún que la Democracia tiene los mecanismos y las instituciones apropiadas para defenderse y evitar ser copada por grupos sin escrúpulos como el G300, y tienen la tendencia a creer que los gobiernos pueden, como “representantes” del pueblo, controlar los precios y los salarios por medio de decretos y leyes; creen que las medidas de “corto plazo” pueden tener éxito para contribuir a la salud económica de una nación y que los gobiernos “democráticos” tienen la capacidad y habilidad de manejar los parámetros de las economías nacionales y, en armonía con otros gobiernos, los parámetros de las economías del mundo entero. En esta tónica, esta gente un tanto ingenua, también parece creer que las previsiones y artículos del Tratado de Kyoto pueden llegar a tener algún efecto sobre las emisiones de dióxido de carbono y los niveles de este gas en la atmósfera para detener un “no-problema” conocido como “calentamiento global” y el “catastrófico cambio climático”. Todo parece indicar que esta gente tiene una fuerte tendencia a creer en los Reyes Magos.

Guerras y Dinero Mandrake
Sigamos ordenando las piezas del rompecabezas. Los miembros del G300 son dueños de cientos de fundaciones “filantrópicas” y “sin ánimo de lucro”, que en realidad son una muy elegante manera de evitar pagar impuestos al gobierno y contribuir con ese dinero a financiar organizaciones que sigan sus precisas instrucciones para aumentar y consolidar su absoluto dominio de la economía mundial. También es el G300 el controlador del Cártel de Banqueros que controla las finanzas mundiales y dicta las políticas monetarias de los Bancos Centrales de cada nación del planeta, con excepción de algunos pequeños países fuera del sistema como Cuba, Laos, o que carecen de importancia en el concierto mundial.

Se le ha dado llamar “Dinero Mandrake” al dinero que los banqueros, usando la magia del mago Mandrake, crean a partir de la nada. Esto va en contra de cualquiera de las leyes de la termodinámica, o de la naturaleza, en cuanto a que “nada se crea, todo se transforma”, por lo cual sería imposible crear riqueza de la nada. Pero los bancos sí pueden. El mecanismo es muy sencillo, pero si lo hace la gente común dará con sus huesos en prisión. Hace siglos los prestamistas comenzaron a guardar el oro, las joyas y monedas de los ricos en bóvedas a prueba de asaltos, y a cambio de ese servicio se les recompensaba con un cierto “interés”. Como la antigua religión Cristiana prohibía a los fieles prestar dinero a interés, ningún católico sentía deseos de prestar dinero y arriesgarse a que no se lo devolviesen y que su “amor al prójimo” les llevase a la ruina. Los cristianos no prestaban dinero, cosa que si hacían los judíos ya que no tenían esa restricción en su religión. Ellos podían practicar la usura sin límites mientras no fuese con otro judío, con lo que demostraban ser más prácticos y más inteligentes que los cristianos. De allí que las dinastías banqueras tengan un reconocido origen judío.

Los banqueros también se dieron cuenta de que sus clientes les pedían en devolución un pro-medio del 10% de las monedas de oro entregadas en depósito, de modo que comenzaron a prestar el 90% del capital entregado en custodia sin conocimiento de sus patrocinadores. De esa forma, por ejemplo, prestaban esas 90 monedas de oro, sabiendo (o esperando) que se las devolverían en tiempo y forma, con un suculento interés que compensaba la angustia de correr el riesgo de que sus depositantes supiesen del juego y fuesen hasta su banco para exigir la devolución de las monedas.

Para minimizar el riesgo de no contar con las monedas suficientes para devolver en caso de un reclamo inesperado, rara vez hacían los préstamos en metálico, es decir las monedas de oro en sí, sino que lo hacían en forma de “promesas de pago” escritas sobre un papel vistoso, lo que hoy se conoce como “pagaré”, “cheque”, “billetes de banco” o más comúnmente “papel moneda”. Todas esas formas financieras de pago no son sino “promesas de pagar una cierta cantidad de oro cuando sea reclamada”. Con ese mecanismo, los banqueros podían multiplicar su capital de manera virtual hasta el infinito porque esas 90 monedas de oro servían para “garantizar” innumerables operaciones de 90 monedas, de las cuales sólo se les reclamarían 10, de vez en cuando, de acuerdo a la experiencia comprobada.

Así era frecuente que de las originales 100 monedas de oro, el banquero hubiese realizado préstamos por un valor de 1.000 o 10.000 o un millón de monedas. Lo importante era que el deudor pagase en el plazo su préstamo para no correr el riesgo de no poder entregar el 10% del dinero reclamable por los depositantes. Se comprueba con claridad que en pocos años de “honesta” actividad bancaria un capital inicial de 100 monedas de oro se podía convertir en un capital nominal de un millón de monedas de las cuales 999.990 habían sido creadas de la nada, pero hechas realidad por los que habían pagado sus préstamos en tiempo y forma.

Es fácil imaginar que todo el sistema financiero es tan frágil como una pompa de jabón donde está encerrada esa cosa tan volátil que se llama Confianza, vigilada muy de cerca por esos hermanos que se llaman Miedo y Pánico. Normalmente, confianza mantiene a los hermanos “Miedo y Pánico” a prudente distancia, pero si alguna noticia permite que “Miedo y Pánico” salten sobre “Confianza”, entonces el sistema financiero mundial, esa pompa de jabón que flota en una selva de alfileres, se desvanecerá en el aire dejando una hecatombe social en pleno desarrollo. El sistema bancario, se vendrá abajo como un castillo de naipes.

Las técnicas financieras fueron variando y perfeccionándose hasta nuestros días, en que los banqueros hacen que sus pérdidas sean afrontadas por los gobiernos. Los banqueros tienen “simpatizantes” en los Congresos de todas partes del mundo que se ocuparon ya en el pasado de emitir leyes que “protegerían” a los depositantes de los desaciertos de los banqueros, haciendo que el Estado garantizara los fondos depositados en los bancos. Claro que para eso usan el dinero de los depositantes, que son quienes forman el Estado. Los banqueros jamás pierden. Se cobran del dinero de la gente. Toda la nación Argentina lo pudo comprobar como consecuencia de la crisis financiera de diciembre del 2001. Los bancos, avisados de antemano, se apoderaron de los depósitos de sus ingenuos clientes y los enviaron al exterior en efectivo. Contenedores enteros de dólares en billetes. Cientos de toneladas de billetes. Millones de sueños argentinos perdidos para siempre. Cuando los jueces hicieron abrir las bóvedas de los bancos para embargar dinero en efectivo, no hallaron ni siquiera el queso para los ratones. Quienes tienen la mala suerte de ser asiduos concurrentes a los casinos lo tienen muy claro: ¡la Banca jamás pierde!

Dinastías de banqueros

Todo comienza con la fundación de las dinastías de banqueros en Europa, en especial las dinastías Rothschild, Baring, Warburg, Lazard, Selignam, Schroder, Speyer, Morgan, etc. También forma parte de la historia del cartel de banqueros la creación del Banco de Inglaterra, que necesitaba canalizar las ganancias logradas por la Revolución Industrial y su incipiente Imperio Colonial, hacia actividades que consolidaran el Imperio y la dominación de mercados a escala mundial. El Banco de Inglaterra se creó para financiar las guerras coloniales de conquista de territorios, y más tarde para las guerras entre estados europeos, como las Napoleónicas, la Franco-Prusiana de 1870 y la I y II Guerra Mundial.

Los banqueros, reunidos en cártel financiero, decidían a quienes apoyar con sus préstamos y a quienes hundir negándoles su ayuda. Se recuerda que la viuda de Meyer Amschel Rothschild, el fundador de la dinastía Rothschild, escribió en 1847: “No se preocupe; no habrá guerra en Europa. Mis hijos no prestarán el dinero para ello.”

El historiador y analista W. Cleon Skousen describe en su libro “El Capitalista Desnudo” [[2]], el desarrollo de las dinastías financieras de J. P. Morgan y los Rockefeller en los Estados Unidos y la manera en que consiguen crear el sistema de la Reserva Federal de los EE.UU., y usarlo en su propio beneficio. Se pregunta el autor “¿Quién controla la Reserva Federal?, ¿Cuáles son las metas de la Reserva Federal y de los demás bancos centrales? ¿Cuáles son las metas de las familias de banqueros internacionales que controlan a los bancos centrales?” Inquietantes preguntas, por cierto, pero mucho más lo son las respuestas. En cuanto a “quien controla a la Reserva Federal”, Skousen prefiere explicar primero quien no la controla: el gobierno de los EE.UU., y lo explica: “Según lo hemos señalado antes, en Inglaterra las dinastías de las ‘familias de banqueros’ establecieron su control monopólico sobre las finanzas cuando fundaron al Banco de Inglaterra como una institución privada con la apariencia de una institución gubernamental oficial. Se habían creado centros de control financiero similares en Francia, Alemania, Italia y Suiza.”

Más tarde nos explica que el sistema de la Reserva Federal está compuesto de doce “Bancos Nacionales” aunque el único que tiene alguna importancia es el de la ciudad de Nueva York. Según Skousen, “este banco fue siempre administrado por alguien que congeniara por entero con los intereses de los bancos internacionales”. Se refiere al primer presidente de la Reserva Federal de Nueva York, Benjamín Strong diciendo: “Strong debía su carrera a los favores del Banco Morgan… en 1914 fue designado presidente del banco Reserva Federal de Nueva York, nombrado conjuntamente por Morgan y por Kuhn, Loeb y Compañía. Dos años más tarde Strong conoció a Montagu Norman y en esa ocasión acordaron inmediatamente colaborar bajo prácticas financieras que ambos reverenciaban.” [[3]]

Montagu Norman era entonces el presidente del Banco de Inglaterra, y el mentor de J.P. Morgan, quien le reverenciaba por haber sido el promotor de su carrera como banquero. Pero lo inquietante eran las “prácticas financieras reverenciadas” por la Reserva Federal y los demás bancos centrales. Los banqueros internacionales querían usar el poder financiero de Estados Unidos e Inglaterra para forzar a todos los otros países importantes a operar “a través de bancos centrales libres de todo control político, con capacidad para resolver todas las cuestiones financieras internacionales mediante mutuos convenios, sin interferencia alguna por parte de los gobiernos”. [[4]] Quigley describe las metas de más alto nivel de las dinastías de banqueros de la siguiente forma: “… nada menos que crear un sistema mundial de control financiero en manos privadas capaz de dominar al SISTEMA POLÍTICO de cada país y la ECONOMÍA DEL MUNDO, entendido como un todo. Este sistema debía controlarse a la manera feudal, con los bancos centrales del mundo actuando en forma concertada mediante convenios secretos fijados a partir de reuniones y conferencias frecuentes y privadas”. 

El eje del sistema sería el Banco de Pagos Internacionales (BIS) con sede en Basilea, Suiza, conformado por un banco privado propiedad de los bancos centrales del mundo y controlado por ellos, los que a su vez constituían sociedades privadas. En manos de hombres del calibre de Montagu Norman del Banco de Inglaterra, Benjamín Strong de la Reserva Federal de Nueva York, Charles Rist del Banco de Francia, y Hjalmar Schacht del Reichsbank, cada banco central buscaba dominar a su gobierno mediante su habilidad de controlar los préstamos al Tesoro, manipular divisas, influir en el nivel de la actividad económica del país y actuar sobre los políticos dispuestos a colaborar por medio de recompensas en el mundo de los negocios”. [[5]]

También se pregunta Skousen sobre las metas propias de las familias dinásticas de banqueros que han conformado el poderoso cartel de banqueros mundial que se ha adueñado de la economía del planeta. Nos asegura Skousen algo que eriza los cabellos de la nuca a cualquiera que creía vivir en un mundo donde “el pueblo elige sus representantes y es soberano en sus decisiones”: “Existe un creciente volumen de pruebas que corroboran que los altos centros de poder político y económico han estado forzando a toda la humanidad hacia una sociedad global, socialista, de orientación dictatorial. Lo más incomprensible es el hecho de que este desplazamiento hacia la dictadura, con su inevitable destrucción de mil años de luchas para lograr la libertad, está siendo tramada, promovida e implementada por los líderes y los súper millonarios de las naciones libres, cuyas posiciones de influencia los hacen aparecer como los principales beneficiarios de una sociedad de libre empresa, orientada hacia la propiedad, una sociedad abierta en la que se ha logrado tanto progreso. Sobre todo, ellos deberían saber que, para que este sistema sobreviva, deben preservarse la libertad de acción y la integridad del derecho de propiedad. ¿Por que, entonces, los supercapitalistas intentan destruir estos derechos?”

El Dr. Quigley, como iniciado y colaborador del G300 da una respuesta tan asombrosa que parece, a primera vista, virtualmente inconcebible. La lógica se hace evidente después que se reúnen y se integran todas las referencias dispersas que existen sobre el tema, es decir, cuando se comienza a distinguir la imagen siniestra que muestra el rompecabezas a medio armar: “Que la jerarquía mundial de la dinastía de banqueros y los súper millonarios tiene como meta es apoderarse de todo el planeta y que lo haría mediante una legislación socialista si viene al caso, pero sin rehuir tampoco recurrir a una revolución comunista si fuera necesario.”

El Sr. Skousen dedica una gran porción de su libro a describir la manera precisa en que las elites bancarias y financieras prepararon el terreno y llevaron al poder y luego consolidaron a Stalin y Lenin, en Rusia, a Hitler en Alemania y a Mao Tse Tung en China, ¿Qué podemos esperar de estas personas que llevaron al poder a los tres más sanguinarios tiranos del Siglo XX y los hicieron confrontar entre ellos para beneficio de sus negocios y su poder universal. Hay que reconocer la razón que tenía Víctor Hugo cuando exclamaba en el Siglo XIX: “Pobre gente! Creen que mueren por la Patria, cuando en realidad mueren por unos pocos industriales.” Que forman parte del G300, por supuesto.

Grupos de Influencia

Nos proporciona W. Cleon Skousen una descripción de un grupo de influencia conocido como el Grupo Bilderberg, según la información que se tenía en 1970. Nos cuenta que: “…sus conferencias se realizan todos los años con carácter de cónclave maestro de planificación internacional. Son secretas y la asistencia se limita a los huéspedes especialmente invitados. Estos resultan ser unas 100 personas del círculo interno más alto, que representan las cuatro principales dimensiones del poder, o sea: las dinastías internacionales de banqueros, sus sociedades involucradas en grandes emprendimientos internacionales, las fundaciones norteamericanas exentas de impuestos, y los representantes del establishment que han obtenido altos cargos de gobierno, especialmente en el de los EE.UU”.

Estas conferencias están siempre presididas por el Príncipe Bernardo de Holanda quien, junto con su familia, goza de una enorme fortuna en la Royal Dutch Shell Oil Corporation. Cerca de él se verá siempre a David Rockefeller, que representa a su familia y especialmente a la Standard Oil de Nueva Jersey, una de las más importantes estructuras societarias que existen. Resulta interesante y significativo observar que en las últimas tres décadas, mientras ha habido revoluciones políticas en distintas partes del mundo, estas dos compañías terminan casi siempre recibiendo todas las concesiones de petróleo y gas natural. Esto vale especialmente para África, Oriente Medio, América del Sur y el Lejano Oriente. Además parece que las instalaciones de estas compañías figuran virtualmente fuera de los límites de los bombarderos de ambas partes de cualquiera de las guerras recientes. Mencionamos esto porque el Dr. Quigley parece estar en lo cierto cuando alega que: “las fuerzas políticas y económicas de la Tierra se están tejiendo para formar un gigantesco y monolítico poder global total”. [[6]]




[1] John Coleman, 1997, “The Conspirators’ Hierarchy: The Comittee of 300,” Editorial WIR. Joseph Holding Corp., Carson City, pp. 63, 199.
* http://www.mitosyfraudes.org/Calen6/Sesgo.html
[2] W. Cleon Skousen, “The Naked Capitalist”, 1970, edición del autor.
[3] Carroll Quigley, 1966, Tragedy and Hope, Macmillan, NY. pág. 236
[4] Carroll Quigley, op. cit. pág. 326
[5] Carroll Quigley, op. cit. pág. 324
[6] W. Cleon Skousen, “The Naked Capitalist”, 1970, edición del autor.
[7] Scott Thompson, “El ‘Club 1001′: la elite que coordina al ecologismo internacional, Informe Especial, octubre-noviembre 1994 de Resumen Ejecutivo de EIR.
* http://www.mitosyfraudes.org/Articulos/bernardo.html
** http://www.mitosyfraudes.org/INDICE/CAP16-WWF.htm
*** El príncipe Bernardo de Holanda admitió en una entrevista hecha antes de su fallecimiento el día 1 de diciembre de 2004 y publicada por el periódico «De Volkskrant», que participó en un soborno en los años ‘70 para influir en la compra de aviones estadounidenses Lockheed, pero negó ser el receptor del dinero. El padre de la reina Beatriz, aclaró antes de su muerte a dos periodistas del citado rotativo que «copió» dos cartas escritas por un amigo en las que se pedía una comisión de un millón de dólares si el Gobierno holandés comparaba los aviones. Bernardo aseguró que el dinero fue destinado a una protectora de animales.
[8] Dope Inc., Executive Intelligence Review, 3ª edición, 1992. EIR PO Box 1390, Washington D.C. EE.UU.
[9] Dr. Kevin McDonald; “David Irving in the context of Jewish Intellectual & Political Activism”, The Barnes Review, Washington, March-April, 2000, pp. 32 y 33.
[10] Robert Gaylor Ross, Sr., Who’s Who of the Elite, RIE, Texas, 1995, pág. 55,105,188,207.
[11] El Complot, 1993, Executive Intelligence Review, Washington, EEUU, pp. 65-81.
[12] http://www.laeditorialvirtual.com.ar/Pages/Anonimo_InformeIronMountain.htm
* http://www.mitosyfraudes.org/INDICE.html
** http://www.mitosyfraudes.org/INDICE/CAP16-WWF.htm
Fuente: http://www.mundoconmisojos.es/?p=3709
Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...